Blogia
Hugo Alvarado Gómez

Bienvenida, mal hallada

El tono oscuro que nos hace reconocer la desidia del género opuesto,

gestos tímidos o pretendidamente reprimidos, que se intuyen, que se sugieren,

deben ser los objetivos, de tu rechazo, de las excusas que rodean todo lo que tocas,

invocas tópicos, populares circunloquios, evades la cuestión, huyes, es la derrota.

 

No puedo apartar la mirada, es imposible, quiero pero mis ojos en tu cuerpo se clavan,

bajan, resbalan por todo tu ser, eres todo lo que un hombre puede querer,

perder es lo único que me queda de tí, las claves me rehuyen, escapan,

saltan, mueren sin poder anotarlas, perdí, lo sé, sumido en la más oscura nada.

 

Así pasa el tiempo, con los ojos cerrados, imaginando tu rostro en la ventana,

sentada, con una mano disimuladamente a tus labios aproximada,

caperucita encarnada, de mil historias parábola, conclusión bien hallada,

bienvenida, pero maldita la hora en que enamorado entre mis brazos te abrazaba.

 

Hugo Alvarado Gómez ®

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres