Blogia
Hugo Alvarado Gómez

Días sin vida

Días sin vida A diez minutos de volver a ese hedor impertinente de la vigilia sudorosa,
a diez minutos de la mentira de la vida prometida a base de esfuerzo,
a diez minutos de la esquizofrenia del sí, señor, no, señor,
a diez minutos de vender mi alma por unas monedas.

Horas de angustia sin sentido, empleo y trabajo,
trabajo por dinero, dinero que no quiero,
y no quiero vivir por dinero, ni siquiera con empleo,
peon especialista en angustia exudada por los poros.

Días de vileza mal entendia, en forma de rectitud laboral,
trabajo lleva vivir así, contenerse, resignarse, adormecer la conciencia,
embrutecerse con ella, denegarse a uno mismo un respiro, un momento,
pasando los minutos, horas y días mirando al cielo esperando que mal rayo me parta,
porque mi vida ya no es más que tuercas, carne vieja, remedo de persona,
como un frankenstein que se le escapa finalmente la vida apagándose su ruido y furia,
apagándose no lentamente, si no como polilla, antes gusano, que se abrasa en la llama.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

LaTiFaH -

Ninio, la verdad que es una poesía muy bonita, y con mucho sentimiento, pero tb es muy triste. Tu crees que todo en la vida es trabajar ?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres