Blogia
Hugo Alvarado Gómez

Cóncavo que no convexo

Sancta Santorum sencillo y olvidado,

de cosas vanas, pobres, medianas y valdías,

placer mundano que todos necesitan, dulce, casi normal,

vanal y tardía, postrera y perdida, de lo necio que he sido,

de lo estúpido y taimado, lento, desesperado.

 

De una casa la puerta y final del laberinto para otros,

de Rubik los quehaceres para unos, rutina para todos,

de mentiras diarias, de verdades y axiomas para unos y placebo necesario para nadie,

de todo un poco, dejadme, por favor dejadme, sobre libros donde solo descansa el polvo y me falta el aire.

 

Que no es una cueva por ser oscura y fría,

que no es un tormento por solitaria y vacía,

que no es un refugio por oculta y desconocida,

que sólo es mi alma, lo que acoges en tu seno y daba por perdida.

 

Hugo Alvarado Gómez ®

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres