Blogia
Hugo Alvarado Gómez

Perdóname porque yo no puedo perdonarte.

El tacto del dolor, la palpitante herida,

las manos a tu alrededor esperando una mentira,

delicioso es el color de la esperanza perdida.

 

Mantienes a tu alrededor, la aureola bendita,

tienes la razón, son mis argumentos los que marchitan,

puede que a lo mejor sientas algo con mi partida.

 

Tienen tus labios el color, de las flores cautivas,

que un egoista jardinero mantiene bien escondidas,

se deleita con gran dolor, el recuerdo de verte viva.

 

Son abrazos en compañía del dolor,

soñando que te veía, soñando con gran pasíon,

son las mentiras del amor, pensando que te tenía.

 

Pensando que me querías.

 

 

Hugo Alvarado Gómez ®

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres