Blogia
Hugo Alvarado Gómez

Diario, que no perpétuo.

Búsqueda de palabras interminable,

entretejiendo la belleza que destilas,

tan indescriptible, tan inexcrutable,

tan distinta a todas, cálida y eterna pareces dormida.

 

Tomas mi mano por un momento,

caminas con la mirada encendida,

destrozas la duda, cierras la herida,

dibujas con nubes las respuestas en el cielo.

 

Canto una y otra vez, desgarro el velo,

apago las mentiras que rondan mi cerebro,

distraigo la mente, en tu pecho me centro,

en el corazón que se aferra a tan fuertes sentimientos.

 

Eres la esperanza, el último destello,

permaneces impasible en mi recuerdo,

porque todo es valdío, todo es horrendo,

no eres más que páginas amarilleando,

en un libro que nunca volvió a ser abierto.

 

Hugo Alvarado Gómez ®

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres