Blogia
Hugo Alvarado Gómez

Sombras cotidianas

Puedo ver tus ojos a través de los tiempos,

alcanzo con mi mano tus enredados cabellos,

crece en mi pecho el amor eterno,

nace por siempre a ti ajeno.

 

Camino entre sombras, nunca el sol veo,

danzantes de la espiral, mezquinos remedos,

de vidas a medias, de viles y extraños cuerpos,

camino por siempre en el mundo de los sueños.

 

Corrientes circundantes recorren tus senos,

bailando desnuda a merced de los vientos,

te muestras esbelta, incólume, determinada y lasciva,

tienes mi vida en tus manos, como quién reparte cartas en una partida.

 

Cristales oscuros, ópticas obtusas  y prismas truncados,

espadas que no son péndulos y en tus carnes penetran,

tiempo que se acaba y prístinas mentiras que ya no brillan,

sonrisas ahogadas en llanto, verdades que abrasan a quién las mira.

 

Bailes antihorarios y otras máquinas pervertidas,

sorpresas deseables que no llegan y otras batallas perdidas,

detalles amarilleando y que pronto me olvidas,

páginas en blanco nunca de letras teñidas.

  

Desearía tenerte mi diosa oscura y tranquila,

referencia única, mi faro de Alejandría,

arde conmigo, arde con las naves hundidas,

visita el fondo del abismo conmigo, baja a los infiernos,

dame tu mano al vernos, dame tus labios sin hablar,

deja los vectores para quién los perciba, observa conmigo las naves a la deriva,

observa conmigo como transcurre el tiempo juntos lo que nos queda de vida.

 

Como las canciones de despedida,

como epitafio que nunca se escriba,

dramáticas escenas cotidianas,

sospechas de futuros mejores,

sombras de otra vida. 

 

Hugo Alvarado Gómez ®

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

harmu -

tú sí que eres guapo :*

Pris -

Preciosa.......
no tengo más que decir
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres