Blogia
Hugo Alvarado Gómez

Náufrago, eres mi remo

Porque siento que te tengo y fluyes entre mis dedos,

que no hay metacarpo que te contenga,

que no hay frases pedantes que a mi lado te aferre como una cuerda,

que no hay misterios ya por resolver en estos sentimientos,

que lo son todo, aunque no te tenga.

 

Porque las cosas no son nunca como deseo,

porque son oscurecidas por tantos anhelos,

y no hay ya puertas que abrir, son todo balcones,

todas las frases pronunciadas, los verbos, los dolores,

las palidecientes mentiras de sonrisas sesgadas,

de pequeñas cositas, cositas surrealistas, pequeñas,

minimalistas.

 

Que de todo lo que se aprende nada queda tras el engaño,

que las mentiras perduran y el amor no las puede,

que las palabras se las lleva de la mano quien es arrastrado también por el viento,

que las dudas son necesarias y las doncellas esperan,

que todo concentrado, no convence ni es credo.

 

Siento que puedo, quiero poder sentir y al final del camino por poder, siento, camino y puedo,

carcajadas encadenadas, sonrisas ya no desgranadas,

lágrimas de gozo, palmas y estertores ficticios,

magníficas hendiduras en concupiscentes damas,

blandidas, por malditos, todas y cada una de las espadas.

 

De las aliteradas posibilidades, de las innecesarias pausas,

de las simples verdades, las que mejor sientan, pero yo disiento,

de las prodigiosas palabras, a la deriva, de palo, fuego y seco sarmiento,

triste, lúgubre y sin remos,

me siento.

 

 

Hugo Alvarado Gómez ®

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Harmu -

Hugo; los balcones también tienen puertas..
Sonríeme, anda.
:*

Esther -

"Porque las cosas no son nunca como deseo...", es cierto, pero por suerte aún tenemos el derecho de elegir con quien vivirlas :)
Te quiero
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres